Opuestos desde siempre por tratarse de clubes del mismo barrio, Avellaneda, Racing e Independiente convocan todo el folclore de acérrimos rivales que en esta parte del año, se muestra en claro contraste. Mientras Racing primero se quedó lejos en la lucha de la Superliga y luego sin técnico por la renuncia de Diego Cocca, el Rojo se coronó en la Copa Sudamericana y sus días desde allí fueron a puro festejo. Sin embargo, ahora la incertidumbre le cayó de repente por la renuncia de su entrenador Ariel Holan, mientras en la otra vereda, la de la Academia, justamente se celebra la llegada de Eduardo Coudet para dar vuelta la página con buenos augurios.

El episodio que determinó la decisión final de Ariel Holan de no continuar como técnico de Independiente fue la amenaza de Pablo "Bebote" Álvarez, uno de los más pesados barrabravas del club, quien hoy está preso.

El pasado 20 de octubre, Holan fue amenazado por Bebote Álvarez y otros barras, quienes le exigieron 50.000 dólares en plena autopista a la salida de un entrenamiento del plantel.

A partir de entonces, el director técnico y su núcleo familiar viven con custodia, aunque Álvarez está preso desde el 27 de octubre. El hecho de haber ganado la Copa Sudamericana les daba a los hinchas y dirigentes del Rojo una esperanza de que Holan renovara su contrato, con vencimiento el 31 de diciembre, pero claramente pesó más en el DT la seguridad de su familia.

Del otro lado de la historia, tras sufrir de pobres resultados en la segunda era de Cocca, Racing sumó a Eduardo Coudet como nuevo entrenador, y Diego Milito como secretario técnico con miras a la continuidad de la Súperliga de fútbol de Primera División y a la próxima edición de la Copa Libertadores de América, después de que el presidente Victor Blanco el pasado domingo 10 de diciembre lograra la reelección por cuatro años más.

Coudet, ex jugador de Platense, Rosario Central, San Lorenzo y River, inició su carrera como director técnico en Central (2015-2016), en donde cumplió una gran campaña en la Copa Libertadores y también llevando al equipo a dos finales de Copa Argentina, y su segundo trabajo fue fuera del país cuando decidió aceptar un ofrecimiento del Tijuana de México.

A Coudet, como tareas principales, lo esperan la segunda etapa de la actual Superliga de Primera División (Racing se encuentra llegado este receso veraniego en el decimocuarto lugar en la tabla de posiciones con 16 unidades, 14 menos que el líder en solitario Boca), la Copa Libertadores de América, que anohce tenía su sorteo en Luque, Paraguay, y una nueva edición de la Copa Argentina que este año quedó en manos de River.