En 2016 dejó al mundo boquiabierto con su recuperación, en 2017 terminó de ahuyentar todo fantasma sobre alguna secuela que pudiese haber quedado en su muñeca izquierda y confi rmó, cerrando la temporada en el puesto 11 del ranking ATP, que está todavía para dar batalla en serio a los mejores.

Por ello, 2018 no es un año más para Juan Martín Del Potro, quien ayer inició el nuevo año con un triunfo ante el canadiense Denis Shapovalov en el certamen de Auckland, se mostró sorprendido por el alto nivel de juego que desarrolló en los 64 minutos que duró el encuentro. “Me sorprendió el partido que jugué. No esperaba este nivel en el primer encuentro del año. Pero estuve trabajando duro para jugar este tenis y espero seguir mejorando en los próximos encuentros”, dijo el tandilense tras vencer por 6-2 y 6-4, triunfo que ya vale puntos para ingresar desde el próximo lunes dentro del top ten después de tres años y medio.

Del Potro, de 29 años, que fue campeón en Auckland en 2009, se medirá en cuartos a otro jugador de la nueva generación, el ruso Karen Khachanov, quien pasó de ronda al vencer al uruguayo Pablo Cuevas por 6-2 y 7-6 (4).

“Karen es tan alto como yo (1,98 metros) y tiene un revés muy fuerte. Espero poder jugar al mismo nivel que hoy (por ayer)”, analizó Del Potro, quien con este torneo se prepara para jugar el Abierto de Australia en Melbourne.

El campeón de la Copa Davis con Argentina en 2016, llegó duodécimo en el escalafón mundial de la ATP a la cita de Auckland, pero con la victoria de ayer vuelve al selecto grupo de los diez mejores del mundo, lugar que había dejado de ocupar el 4 de agosto de 2014.

En la jornada de ayer dos españoles también se clasifi caron para estar entre los ocho mejores del torneo: Roberto Bautista (21) derrotó 2-6, 6-2, 6-1 al estadounidense Steve Johnson, mientras que David Ferrer (38) hizo lo propio ante el portugués Joao Sousa por un doble 6-2.

Bautista se medirá en la siguiente ronda con el checo Jiri Vesely, y Ferrer con el surcoreano Hyeon Chung.

El Torneo de Auckland, en Nueva Zelanda, se disputa sobre superfi cie dura y reparte más de medio millón de dólares en premios.

Yacaré afuera

El correntino Leonardo Mayer (52) fue eliminado en los octavos del ATP de Sidney al caer frente al francés Benoit Pare (42) por 6-2, 3-6 y 6-1, en una hora y 12 minutos de juego.

Mayer, campeón de la Copa Davis 2016 con Argentina, se recuperó en el segundo set pero en el tercero no pudo ante la potencia del francés y quedó fuera del certamen que otorga premios por 468.000 dólares.

El torneo es el último antes del primer eslabón del año del Grand Slam, el Abierto de Australia en Melbourne, y tenía al español Albert Ramos como cabeza de serie pero el ibérico fue eliminado en octavos por el italiano Paolo Lorenzi por 6-3 y 7-5.