El DT argentino Marcelo Bielsa asumió hoy ser "el máximo responsable" de haber enviado un espía de su club, Leeds United, a la práctica del Derby County, episodio que generó repudio en el ambiente del fútbol inglés y dejó abierta una herida que no será fácil de cerrar con el rival de turno, pero que fue celebrada por la hinchada propia, que inventó una nueva manera de festejar.

El "Loco" ofreció sus disculpas por el hecho que ofendió a la entidad rival y que inclusive generó la detención del emisario durante el entrenamiento realizado ayer en la previa del partido que ambos equipos jugaron este viernes por la 26ta. fecha de la segunda división del fútbol inglés.

A los hinchas de su equipo no les preocupó lo ocurrido, incluso comenzaron a celebrar con las manos sobre sus ojos haciendo círculos con sus dedos indice y pulgar, como si miraran por los binoculares con que fue atrapado el espía.

"Soy el máximo responsable porque no pedí autorización del club para enviar a esta persona. No importa si yo creo que es legal, ilegal o incorrecto; lo que importa fue que Derby County y su técnico (Frank Lampard) se sintieron ofendidos", reconoció en una nota con la cadena Sky Sports antes del partido.

El argentino admitió que, después de lo ocurrido, conversó con su colega rival, quien le recriminó haber "transgredido el Fair Play".

"Yo pienso distinto, pero lo que importa es cómo se ha sentido el club Derby County. Sin intención de justificarme, esta práctica la utilicé desde las Eliminatorias Sudamericanas con Argentina", recordó.

"Eso no está prohibido, incluso es algo que se comenta en la prensa, pero para algunas personas es cuestionable", aceptó.

Sus disculpas no cayeron muy bien: "No me importa si es cultural. Si tengo posibilidades de viajar más adelante en mi carrera, entonces trataré de descubrir cuál es la manera de actual en el país que me toque y la respetaré. Creo que esa es una manera correcta de actuar, no sólo en el fútbol, sino en la vida", declaró luego Lampard.

El DT tuvo que parar la práctica del Derby County el jueves por la presencia de un individuo sospechoso en las instalaciones en las instalaciones del club. 

La policía del condado de Derbyshire acudió de inmediato al centro de entrenamiento y detuvo al presunto espía, al que se le incautaron un par de prismáticos, unas tenazas y una muda de ropa, según informó el Daily Mail. 

"El Derby County Football Club puede confirmar que los agentes de la Policía de Derbyshire fueron llamados al Centro de Entrenamiento del Derby County alrededor de las 11.20 del jueves 10 de enero de 2019, después de que un hombre actuara de manera sospechosa fuera del establecimiento", denuncia un comunicado oficial. 

"Desde entonces —prosiguió—, se ha confirmado al Derby County que la persona en cuestión es un empleado del staff de fútbol del Leeds United Football Club. El club ahora está en conversaciones con los funcionarios del club del Leeds United en relación con este incidente. En este momento no se harán más comentarios".

Tras la detención, la policía de Derbyshire escribió en su cuenta de Twitter: "¡Manteniendo al equipo a salvo para que se traiga a casa una victoria contra el Leeds el día 11!" y acompañó el mensaje con el siguiente hashtag #SpyingIsCheating (Espiar es hacer trampas).

Leeds United, que arrastra tres derrotas consecutivas entre liga y FA Cup, es el líder del campeonato inglés de segunda división y Derby County se ubica sexto a ocho puntos de diferencia.