Roger Federer capturó ayer dos premios Laureus, el primero al Mejor Retorno del Año tras haberse retirado unos meses por lesión y hace semanas convertirse en el tenista de mayor edad en acceder al número uno del ranking mundial de tenis. El segundo, al Mejor Deportista del Año 2017 en el que ganó dos torneos grandes, Australia y Wimbledon.

Otra tenista fue nombrada como Mejor Deportista Femenina del Año, y fue la norteamericana Serena Williams, en tanto el golfista español Sergio García volvió a subirse al escenario de una gala Laureus (como ya hizo hace 18 años para recibir el premio a Mejor Promesa del Año), para festejar el galardón a Mejor Revelación tras su victoria en el Masters de Augusta en abril del año pasado.