E n una reciente visita a Japón el vicepresidente del Comité Olímpico Internacional (COI) John Coates instó a rebajar el presupuesto de la organización de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, que se sitúa entre 1,6 y 1,8 billones de yenes, unos 12.547 y 14.115 millones de euros.

El Kremlin decidió elevar en u$s600 millones el gasto para la próxima Copa del Mundo

La decisión del máximo organismo del deporte olímpico brotó de la revisión del presupuesto de construcción de instalaciones deportivas, que tuvo modificaciones en algunas de las sedes previstas en el proyecto original, permitiendo el ahorro de unos 2.200 millones de dólares (1.939 millones de euros).

A más de dos años de la cita olímpica, el recorte en el megapresupuesto para los próximos Juegos contrasta, en un paralelo inevitable, con lo que las autoridades del Mundial de fútbol Rusia 2018 decidieron ayer: elevar en unos 600 millones de dólares (510 millones de euros), el tesoro destinado a lo que queda por hacer en cuanto a organización del máximo evento futbolístico.

El incremento fue informado por el Kremlin, pero sin brindar detalles sobre los motivos del aumento. Ante esto, los costos del Mundial 2018, que se disputará del 14 de junio al 15 de julio en 11 ciudades rusas, están previstos ahora en 678.000 millones de rublos (unos 12.000 millones de dólares o 10.000 millones de euros), según consignó la agencia DPA, mientras el presupuesto oficial de la Copa del Mundo era hasta ayer de 643.500 millones de rublos (9.500 millones de euros).

Más de la mitad de los gastos serán financiados por el presupuesto ruso, mientras que el resto provendrá de fondos regionales y del sector privado. Para ponerlo en números, de los 678.000 millones de rublos del presupuesto, 390.000 (57,6%) son los que proceden de fondos federales, y el resto del presupuesto lo completan entidades jurídicas y económicas, lo que quiere decir fondos privados o empresas públicas.

El presupuesto aumentó exactamente en el orden de los 34.500 millones de rublos (510 millones de euros), según anunció el gobierno ruso en un decreto publicado ayer.

De esta forma el presupuesto por la organización de la Copa del Mundo pasó a tener un aumento del 5,4%, según el mencionado decreto. No es la primera vez que el gobierno ruso hace anuncios respecto a cambios en el disponible para la Copa FIFA, en febrero último oficializó un aumento en 19.000 millones de rublos el presupuesto, tras hacerlo descender 30.000 millones en junio de 2015, en plena crisis económica, anuncios que sumando el último llevan a la conclusión de cada 8 meses los números cambian, dejando abierta la posibilidad de algún ajuste final el año próximo.

Al obtener la organización del Mundial 2018, Rusia se comprometió a la construcción de nueve estadios, a la renovación de otros tres en las 11 ciudades que recibirán el certamen, y afrontó la renovación de infraestructuras de transportes y la construcción de hoteles.