Los reclutadores del Arsenal saben muy bien que el club no está pasando un buen momento, por lo que tener buenos juveniles en las inferiores es clave para poder reforzar el primer equipo. Sin embargo, la desesperación, o la capacidad de ojeadores, se fue muy lejos. Es que el Arsenal fichó a Zayn Ali Salman, un niño de cuatro años que juega mucho mejor que los chicos de ocho. El pequeño todavía cursa el preesclar pero cuando se le pregunta cómo es tan bueno, responde: "Practico mucho".

Según informó la BBC, el equipo británico se apuró a fichar al niño porque estaba al tanto de que otros clubes ya habían hecho ofertas por él. El beneficio con el que cuenta el Arsenal es que Zayn es hincha del club, por lo que se inclinó por el cuadro de sus amores. 

"Obviamente, le pusimos con jugadores de su edad, con los niños de cuatro, cinco y seis años, y ya va por delante de todo el mundo", explicó Austin Schofield, el entrenador de Salman en la Academia de Fútbol First Touch.

En diálogo con la cadena de televisión británica, señaló que el niño "es mucho más rápido que el resto y más dispuesto a ir a por el balón. Cómo lo golpea, cómo pasa la pelota, es mucho mejor que el resto". Y eso ya tiene sus efectos: al niño ya lo comparan con Lionel Messi y suma más de 13.000 seguidores en su cuenta de Instagram.

"Hablé con su padre y quiso que lo pusiéramos a jugar con los más mayores. Pensé: ¿por qué no? vamos a ver qué tal se le da", manifestó Schofield.

El corresponsal de ITV News, Paul Davies, pudo hablar con el chico y también lo consultó por sus dones: "Tengo habilidades mágicas", respondió el pequeño.

Según se indicó, el padre del niño contó también que siempre le pareció un chico diferente, desde muy chiquito, y resaltó que lo que más lo sorprendió fue su equilibrio y fuerza." Me di cuenta en el mismo momento en que nació. Recuerdo que la enfermera lo puso boca abajo y él levantó la cabeza mirando a su alrededor. Incluso ella se sorprendió. Era muy fuerte desde una edad temprana", declaró para la BBC.

En Inglaterra los equipos pueden incorporar y entrenar jugadores de cualquier edad, pero solo pueden registrarse oficialmente desde los nueve años de edad. Sin embargo, tanto el salto a la fama del niño como lo temprano de su fichaje ya generaron polémicas, y muchas personas se mostraron en contra de "profesionalizar" el fútbol a una edad tan temprana.