El Comité Olímpico Internacional (COI) se mostró "muy atento" a la cuestión de la fiabilidad de los nuevos frascos utilizados por los controles antidoping, en el centro de una investigación de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), a diez días del inicio de los Juegos Olímpicos de Pyeongchang.

Varios laboratorios antidopaje descubrieron que varios frascos de nueva generación utilizados para los controles podían ser abiertos.

El fabricante suizo Berlinger afirmó que se trataba de un "pequeño" número de casos. La AMA abrió una investigación para determinar si esos frascos utilizados después del escándalo de los Juegos de Sochi-2014 podían o no ser manipulados.

La instancia con sede en Montreal fue alertada por el laboratorio de Colonia (Alemania), que descubrió que los frascos "podían ser abiertos manualmente después de la congelación".

El COI está muy atento a esta cuestión. A partir del momento en que nos dimos cuenta de ello, nos dirigimos seguidamente a la AMA, y le pedimos que se asegurase de que los exámenes puedan ser llevados a cabo de forma creíble y fiable".