Argentina tuvo seis de las nueves llegadas del Dakar desde que la competencia se trasladó a Sudamérica, pero en 2018 por primera vez la meta estará en Córdoba, la segunda ciudad del país y sede de la prueba anual que forma parte del Mundial de Rallies (WRC), en una edición en que la principal novedad será el regreso de Perú, que no formaba parte del prestigioso rally desde 2013.

Para celebrar sus 40 años en 2018 el Dakar apostará por distintos tipos de terreno y condiciones de carrera diversas, para su recorrido de más de 8.700 kilómetros entre Lima y Córdoba (6-20 enero), recorriendo Perú, Bolivia y Argentina, según los detalles del trazado presentados ayer en París.

Después de cinco años, la mí- tica prueba vuelve a Perú, antes de poner rumbo a Argentina previo paso por Bolivia.

Se esperan más de 525 competidores, que tomarán la salida en una larga secuencia de recorrido sobre arena en Perú, como guiño al primer Dakar, que unió París con la capital de Senegal pasando por el Sahara en 1978.

El número de vehículos inscriptos es de 337 (190 motos/ quads, 105 autos, 42 camiones), con representación de 54 nacionalides, con Francia como país con más competidores, seguido de Argentina.

Entre los favoritos en la categoría de coches se destacan el francés Sebastien Loeb, los españoles Carlos Sainz y Nani Roma o los también franceses Stéphane Peterhansel y Cyril Despres.