El gobierno alemán y Lufthansa, la aerolínea de bandera germana que ha sufrido un fuerte impacto por la pandemia del coronavirus, alcanzaron un acuerdo preliminar para un rescate de USD9.800 millones. Lo que convierte al Estado en el principal accionista del grupo con 20% del capital.

La compañía aérea, cuyas acciones subieron 5,5%, a 8,48 euros, lleva semanas negociando con las autoridades gubernamentales ayuda para lidiar con el que se espera sea un prolongado desplome en los viajes.

Los ministerios de Finanzas y Economía alemanes aseguraron que Lufthansa era una compañía operacionalmente sana antes del brote de coronavirus, era rentable y tenía buenas perspectivas para el futuro, pero que cayó en problemas debido a la pandemia.

Lufthansa dijo que las condiciones del acuerdo incluyen la exención de futuros pagos de dividendos y límites en el pago de administración. El gobierno también ocupará dos asientos en el consejo de supervisión, uno de los cuales se convertirá en miembro del comité de auditoría