El multimillonario que levantó del olvido y el fracaso a los Dallas Mavericks en la NBA acaba de comprar un pueblo fantasma en Texas. Y aunque dice que no sabe qué hará con él, la noticia despierta expectativas: ¿Será el lugar elegido para levantar un nuevo estadio para los Mavericks?

El empresario Mark Cuban no sólo es propietario de los Dallas Mavericks, sino que también es famoso por ser un entusiasta de las criptomonedas, estrella de reality shows, político en potencia y provocador de las redes sociales, pero lo más importante: un emprendedor nato.

La última novedad es que compró tod el pueblo de Mustang, en Texas.

El pueblo está a la venta desde 2017 y originalmente se pedían 4 millones de dólares, pero la falta de ofertas hizo que la valuación bajara a 2 millones. Aún así no encontró comprador hasta que apareció Cuban.

Según los registros de escrituras, el empresario compró el pueblo a través de una empresa que controla, lo que reconoció poco después al Dallas Morning News al afirmar: "No sé qué haré con él, si es que haré algo".

Quizá tenga algún plan, pues el dueño de los Mavericks, donde juega el extraordinario Luka Doncic, insinuó durante años una posible reubicación de su franquicia de la NBA. Incluso, según una nota publicada en noviembre por el Morning News, aventuró una fecha cercana. "Yo diría que la probabilidad de que nos quedemos en el American Airlines Center (AAC) en este momento es menos del 50%", adelantó.

"Se necesitarán cinco o seis años para construir algo", dijo Cuban. "Entonces, no estamos tan lejos de tomar una decisión", agregó.

Luka Doncic y Facundo Campazzo en un duelo que se trasladó de España a la NBA

Un pueblo de Texas

Mustang está ubicado aproximadamente a una hora al sur de Dallas en el condado de Navarro, justo al lado de la Interestatal 45. Con 31 hectáreas, no es exactamente una ciudad en auge.

El pueblo fue fundado en 1973, como un oasis de alcohol cuando la mayor parte del condado prohibió la venta de licores.

En los años 90 Navarro cambió sus leyes sobre bebidas alcohólicas y Mustang perdió su estatus como el único lugar para tomar una cerveza.

Más recientemente, solo había dos negocios en la ciudad, informa el Morning News: un parque de casas rodantes y un club de striptease, ambos en mal estado. No está claro, según Fortune, si alguno de ellos sigue funcionando.

La pregunta puede quedar resonando: ¿Será el lugar elegido para levantar un nuevo estadio para los Mavericks?

De Dallas a Mustang solo hay una hora de viaje

noticias relacionadas