Alrededor de un millón de mujeres juegan al fútbol y el fenómeno no para de crecer. “Queremos tener el mismo derecho de correr atrás de una pelota con toda el alma”, pensaban cada vez que un hombre dudaba de su sexualidad o las tildaba de “machonas” sólo por verlas gambetear, reclamar un off side o patear un tiro libre. Ellas, las chicas, las jugadoras de fútbol, nunca creyeron eso de que el fútbol es cosa de hombres. Por eso luchan por sus derechos y por dejar de ser amateurs.

Sostienen que “la pasión no tiene género”, como asegura Lucila Sandoval, exjugadora de la Selección Argentina de Fútbol Femenino y fundadora de la organización “Pioneras del fútbol femenino”, que reúne a jugadoras de los años ‘50 a los ‘90 (en esos años se dio la era previa a la AFA).

Así fue como tuvieron que ir abriendo su propio camino, paralelo al fútbol masculino. En esos campos baldíos que lindaban con torneos organizados, referís y reglamentos, empezó a nacer el fútbol femenino. “Hoy el fútbol femenino es un deporte que juegan las ricas y las pobres, y cuando algo atraviesa todas las clases sociales deja de ser una moda”, explica la periodista deportiva y futbolista amateur Ayelén Pujol.

El fútbol femenino en Argentina no es profesional, por eso las jugadoras necesitan tener otro trabajo

Alentadas y condicionadas por el hecho de que el fútbol de mujeres en nuestro país no es profesional, muchas de las jugadoras de la selección estudiaron en paralelo una carrera: algunas son médicas, hay una martillera pública y hasta licenciadas, porque no pueden vivir del fútbol.

La Copa del Mundo

Entre el 7 junio y el 7 julio de este año, la Selección Argentina de Fútbol Femenino (actualmente en el puesto número 36° del Ranking FIFA) jugará la Copa del mundo en Francia, después de 12 años sin clasificar. Es que este equipo integrado por Estefanía Banini (la “Messi”), Soledad Jaimes, Belén Potassa, Micaela Cabrera y Aldana Cometti no tuvo mucho apoyo. Durante dos años se olvidaron de esta Selección, sin competencias ni entrenador y con el pago de los viáticos incumplido (en ese momento era de $ 140 por entrenamiento). El grupo, entonces, se hizo conocido por hacer visibles estas desigualdades y en septiembre de 2017 hizo un paro. Tras una negociación, volvieron a trabajar con la promesa de una mejora de su situación. Pero durante la Copa América de Chile, las jugadoras volvieron a protestar posando con una mano en la oreja para la foto institucional, haciendo alusión a sus reclamos. A partir de ahí, el equipo consiguió hacer giras internacionales, jugar amistosos, entrenar en el predio de Ezeiza y sus viáticos subieron a $ 300 por entrenamiento.

Ver más productos

El Presidente llamó a jefes provinciales y dirigentes, ¿para qué? (Archivo).

El misterioso llamado de Macri a los gobernadores previo al debate

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Francisco sacó al jefe de su custodia

Francisco sacó al jefe de su custodia

Ver más productos