Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, confirmó que el partido de vuelta entre River y Boca se jugará "fuera de Argentina" como consecuencia de los incidentes protagonizados el último sábado por los hinchas del 'Millonario' contra el micro que trasladaba a los futbolistas del 'Xeneize', antes del inicio del encuentro.

"El partido se jugará, sujeto a la decisión de la Comisión Disciplinaria de la Conmebol, el sábado 8 o domingo 9 de diciembre y fuera del territorio argentino", aseguró este mediodía el máximo directivo de la Confederación Sudamericana de Fútbol. 

"El fútbol no es lo que se vivió este fin de semana. La violencia no es parte del fútbol", expresó Dominguez respecto de los sucesos desarrollados el último fin de semana en las inmediaciones del estadio Monumental y que obligó a suspender el choque de ida de la final de la Copa Libertadores de América. 

"La pasión se confunde con violencia. Está bien ser apasionados, pero sin violencia porque el fútbol es un deporte de muy buenos valores como el respeto al rival y de convivencia", reforzó. 

"No hay lugar para los violentos. No se los puede tolerar y para eso tenemos que colaborar todos. No podemos permitir que algunos tomen a los estadios como un lugar de violencia", continuó el mandamás del máximo ente del fútbol sudamericano. 

Y agregó: "Es imposible no poder vivir una fiesta que despertó el interés de todo el mundo del fútbol",

El directivo de origen paraguayo, por último, detalló lo que le expresó a los dirigentes Rodolfo D'Onofrio y Daniel Angelici. presidentes de River Plate y Boca Juniors, respectivamente, durante la reunión llevada a cabo en la ciudad de Luque. 

"Mi pedido a ambos presidentes, quienes tienen el derecho de defender los intereses de sus clubes, es que el mensaje que se envíe sea el correcto", indicó. 

"Les dije a ambos presidentes que manden el mensaje correcto porque lo que se vivió fue una enfermedad y tienen la obligación de demostrar con gestos y ejemplos los buenos valores que tiene el fútbol", concluyó el dirigente más importante del fútbol sudamericano.

Boca no está dispuesto a jugar un partido final
.
Tras conocerse el comunicado de Conmebol, el presidente de Boca, Daniel Angelici, indicó "no estar conforme con que se haya puesto una fecha" para el partido ante River y admitió que "hay antecedentes" para que el Tribunal de Disciplina falle a favor del "xeneize".

"Creemos que hay antecedentes suficientes para darnos la razón a lo que pide Boca. Y una vez que tengamos la notificación, si no estamos conformes, iremos al Tribunal de Apelaciones. Y si hay que ir al TAS en caso de un nuevo resultado adverso, lo haremos", sostuvo.

A través de una ampliación de 46 fojas, Boca solicitó que se descalifique a River y se le dé por ganada la Copa Libertadores de América. "No aceptamos jugar ningún partido", afirmó Angelici, quien expresó que Boca tratará de recurrir a todos los elementos que existen dentro del seno de Conmebol para evitar un nuevo cotejo.
.