Luis Frydel
lfrydel@diariobae.com

Como perlita del celebrado final de la veda de los jugadores del Seleccionado para con el periodismo, la frase de Lionel Messi de que "a partir de ahora este equipo va a ser otro", engloba infinidad de cosas, intimidades, diferencias, rabietas y otras yerbas, y deja claro que terminado el sufrimiento por clasificar a Rusia 2018 mucho de lo hecho antes no debe repetirse.

Por Messi, Argentina terminó siendo el motor de interés que le faltaba al Mundial

El hincapié del astro del Barcelona, fastidiado en su momento con anteriores manejos de parte de la dirigencia del fútbol argentino, no solo estuvo puesto en lo futbolístico. Lejos está el mejor jugador del mundo de olvidar los maltratos que el plantel ha recibido de la cúpula afista durante el Mundial de Brasil 2014, así como nadie olvida que esa gestión, con el comando de Julio Grondona, había terminado afirmando que la participación argentina en el Mundial en suelo brasileño había resultado deficitaria en lo económico para la AFA.

Hoy, con los números ofrecidos por la renovada FIFA para la cita que se avecina en Rusia, puestos a la luz para quien quiera verlos, queda por demás expuesto que el ser parte de la máxima cita futbolística no debe por qué dejar números rojos.

De inicio, cada una de las 32 federaciones que consiguen su acceso al Mundial recibirán del máximo organismo u$s2.000.000 antes de la competencia a título de cifra para afrontar las preparaciones de sus seleccionados, un número al que para los equipos clasificados de Sudamérica se agregará u$s1.500.000 provenientes de Conmebol.

En ese tren de ingresos, cada uno de los tres partidos asegurados de cada equipo en la fase de grupos significará el cobro de otros u$s2.000.000, progresión que para los clasificados a octavos de final les representará u$s12.000.000.

Una instancia más adelante, cuartos de final, u$s18.000.000. Y finalmente u$s25.000.000 para quien concluya en el cuarto puesto, u$s30.000.000 para el tercero, u$s40.000.000 para el subcampeón y u$s50.000.000 para quien alce la copa. Cifras que en Brasil 2014 fueron un 22% menores todas, habiéndole reportado el subcampeonto a Argentina u$s25.000.000 (u$s30.000.000 al campeón Alemania).

En medio de ello, por reglamentación FIFA, cada federación tendrá también 700 entradas por partido para comercializar, que en caso de tratarse de la final podrían verse en aumento según el remanente de FIFA por posibles devoluciones.

Rusia 2018 está a la vuelta de la esquina y la nueva AFA tiene la gran oportunidad de no parecerse a su anterior modelo que financió a decenas de dirigentes del fútbol argentino con familiares y amigos vacacionando en Brasil 2014.

Ni mucho menos, parecerse en el escandaloso negocio de la reventa de entradas que dejó expuesto a tres de sus dirigentes y sospechada a toda su cúpula. Luis Segura (entonces presidente de Argentinos y vice de AFA), Carlos Capuchetti (jefe de Seguridad) y Omar Souto (gerente de Selecciones) no escaparon del bochorno de dispensar entradas en el lobby del hotel de la delegación con acusaciones de haber llegado a vender a 1.600 dólares cash entradas que eran de 660, sin reparar en que muchos jugadores del plantel a medida que avanzaba el equipo de Alejandro Sabella hacia la final potenciaban con previsible lógica sus pedidos de localidades para familiares.

Con cambios de dirigencia y el paso de tres técnicos a lo largo de toda la Eliminatoria Argentina dejó atrás como pudo, a lo tumbos, una etapa negra en su faz institucional que venía de larga data. La clasificación es un logro pero no debe ser lo más preciado. Lo más preciado debe ser el aprendizaje de no querer volver a vivir otra vez lo mismo.

La carrera comienza ahora

Con la clasificación y los valores de la entradas conocida hace poco más de un mes (u$s105 la más barata, u$s7.040 la más cara), la verdadera carrera de las ofertas de los paquetes turísticos al Mundial comenzará esta semana. Ofrecimientos para todos los gustos, económicos y de los otros, con alojamientos en hoteles cinco estrellas, entradas, autos de alquiler incluidos, paseos por lugares turísticos de Rusia y vuelos internos en caso de traslado de sedes (algunas de las once ciudades que visitará el Mundial se encuentran a más de 2.000 kilómetros de distancia), entrarán en puja con valores estimados de entre u$s3.500 y u$s12.000.

Los medios catalanes destilaron elogios de todo tipo para Lionel Messi

La prensa deportiva de España elogió la actuación de Lionel Messi, en el triunfo del Seleccionado argentino sobre Ecuador por 3-1 con tres goles suyos, que terminó con el sufrimiento en las Eliminatorias Sudamericanas y significó su clasificación al Mundial de Rusia 2018.

“Un Messi sublime metió a la Argentina en el Mundial”, tituló el diario Mundo Deportivo, un medio catalán que sigue cada movimiento del crack del equipo culé, y acompañó con una nota de opinión: “Super Messi paga el billete de Argentina a Rusia 2018”.

El periódico Sport, también de Barcelona, señaló: “Messi al Mundial”, con una foto del jugador rosarino, festejando uno de sus goles asegurando que “Leo respira tranquilo tras saber que su Argentina estará en Rusia tras sufrir hasta el último momento”.

En tanto que el diario La Vanguardia, también de Cataluña, escribió en su portada “Messi obra el Milagro, Argentina al Mundial” y en el comentario indicó que “Messi y Argentina estarán en el Mundial gracias a un nuevo milagro de la Pulga, o D10S, según se mire. Ver una Copa del Mundo sin el mejor jugador del planeta habría sido descafeinada y un tanto rara”.

Para el madrileño As, el título fue “Leo provoca éxtasis mundial” y “su actuación ante Ecuador para darle la vuelta a una situación que tenía en vilo a toda Argentina”.