Promediando en sus ediciones recientes el retiro de una decena de tenistas en la primera ronda del certamen (algunos con pocos minutos en cancha y otros directamente bajándose del torneo a último momento), el US Open puso sobre la mesa este año una discusión que incluyó a los propios jugadores y ahora decantó en un cambio a futuro, dentro de un grupo de otras modifi caciones que el tenis se decidió a adoptar para 2018 respondiendo a diversos intereses, entre ellos los televisivos.

En el caso del certamen neoyorquino, las altas temperaturas, la humedad, el desgaste acumulado de un calendario cargado y una superfi cie desgastante llevan año a año cada vez más a que muchos tenistas deban retirarse antes del debut, sin notifi carlo con antelación para poder cobrar de todas formas su premio en efectivo por ser parte del cuadro principal (u$s50.000 en la edición de este año). Eso, ya nunca será igual...

La Grand Slam Board -una junta compuesta por los cuatro presidentes de las federaciones anfi trionas de los cuatro torneos grandes (Australia, Roland Garros, Wimbledon y US Open), y David Haggerty, presidente de la Federación Internacional del Tenis (ITF), aprobaron una serie de reformas que comenzarán a aplicarse a partir del Australian Open de enero próximo. Y entra ellas, los retirados antes de primera ronda pasarán a cobrar solo el 50% de lo que les correspondería en caso de perder en cancha, siempre y cuando anuncien su retiro antes de las 12 horas del jueves previo al inicio del torneo. El otro 50% lo cobrará el jugador que lo suplante (lucky loser), que puede incluso llegar a sumar una posible ganancia si se lleva la victoria.

Pero entre otras reglas establecidas que pasarán a ser modifi cadas, hay otra que también tiene un costado económico, y es la que prevé una multa de hasta 20.000 dólares para aquél jugador que transgreda los cinco minutos de calentamiento antes de cada partido. En la actualidad, desde que salen a la cancha hasta que empieza el partido los jugadores suelen pasar entre 10 y 15 minutos.

Con la nueva normativa, sólo podrán tomarse siete minutos: uno para dirigirse a la red para el sorteo y las fotos, cinco de calentamiento y otro más para que se inicie el encuentro. Para las autoridades la amenaza de una multa también fue la herramienta elegida en caso de mal comportamiento o para aquellos que luzcan desgano o se dejen perder sin oponer resistencia.

Además, los torneos de Grand Slam pasarán a tener un cronó- metro a los fi nes de controlar un tiempo de 25 segundos de pausa entre el desarrollo de punto y punto, dinamizando el juego.

El tenis ingresa en una etapa de cambios, más allá de los ensayados en cuanto a la duración de los partidos en el reciente Masters juniors de Milán.

Más notas de

Luis Frydel

Messi, el primer futbolista en pasar los €100 M en ganancias en un año

Messi: €136 millones sumando sueldo con ingresos publicitarios

Con un nuevo título, Nadal sube su propia vara en Montecarlo

Rafa estiró su leyenda en el Principado barriendo a Nishikori

En Rusia, las decisiones del VAR serán explicadas por las pantallas

En Rusia, las decisiones del VAR serán explicadas por las pantallas

Sin interés no hay negocio: FIFA potencia el Mundial de Clubes

Sin interés no hay negocio: FIFA potencia el Mundial de Clubes

Una artroscopía pone en dudas que Agüero llegue en buena forma al Mundial

Una artroscopía pone en dudas que Agüero llegue en buena forma al Mundial

Andrés Iniesta lleva su negocio personal al nuevo club chino

Andrés Iniesta lleva su negocio personal al nuevo club chino

Grillo confirma su ascenso en el grupo de ganadores de más de u$s1 millón

Grillo confirma su ascenso en el grupo de ganadores de más de u$s1 millón

El City da vuelta la página dándole a Pep €680 M para refuerzos

El City da vuelta la página dándole a Pep €680 M para refuerzos

El DT del Barcelona, acusado de "traicionar" el estilo de juego

El DT del Barcelona, acusado de "traicionar" el estilo de juego

Cómo el City y el PSG hicieron caer un acuerdo por €400 M

Cómo el City y el PSG hicieron caer un acuerdo por €400 M