El vicepresidente segundo de Independiente, Noray Nakis, fue detenido ayer a la madrugada acusado de integrar una "asociación ilícita" presuntamente liderada por el barrabrava Pablo "Bebote" Álvarez.

La detención de Nakis fue ordenada por el juez de garantías de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, quien además determinó otras 21 detenciones, entre ellas la de Álvarez, que está preso desde el 27 de octubre pasado acusado de extorsionar al técnico de Independiente, Ariel Holan.

La denuncia fue impulsada por Juan Manuel Lugones, titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APreVide) y los procedimientos estuvieron a cargo de fuerzas conjuntas del ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires y la Policía Federal.

El dirigente fue detenido tras llevarse a cabo 31 allanamientos en la Ciudad y en la provincia de Buenos Aires en el marco de la causa en la que se investiga los vínculos de representantes del club de Avellaneda con la barra brava "estableciendo una asociación con fines delictivos".