Emanuel Ginóbili, el mejor basquetbolista de la historia de Argentina, anunció hoy su retiro de la actividad de manera oficial.


A través de un mensaje en su cuenta de Instagram, el bahiense escribió: "Con una gran mezcla de emociones les cuento que decidí retirarme del básquet. Enorme gratitud para mi familia, amigos, compañeros, DTs, staff, aficionados y todos los que fueron parte de mi vida en estos 23 años. Fue un viaje fabuloso que superó cualquier tipo de sueño".

 

La noticia había trascendido la semana pasada, divulgada por periodista Adrian Wojnarowski, de la cadena ESPN.

El mayor especialista de la NBA, dijo a través de un tuit que Ginóbili analizaba dejar de jugar profesionalmente a los 41 años y cuando estaba por cumplir su temporada número 17 en Estados Unidos y aún le restaba un año de contrato.

 

 

Ginóbili ganó cuatro anillos de la NBA con San Antonio Spurs, al que arribó hace más de 15 años, y con esa franquicia logró hacer historia en el básquetbol más competitivo del mundo. 

Es el argentino que más logros obtuvo en el básquetbol mundial, ya que a los cuatro anillos de la NBA, fue dos veces All Star de la NBA, medallista de oro olímpico para Argentina en Atenas 2004 y MVP de la Euroleague, entre otros logros.

Las estadísticas de Ginóbili son tremendas, porque participó de 1.057 juegos de temporada regular y 218 en los playoffs con los Spurs, clasificándose entre los cinco mejores de todos los tiempos en juegos, puntos (14,043), asistencias (4,001) y robos (1,392).

La carrera del argentino Emanuel Ginóbili dejó diez curiosidades que quizás no se conocieron demasiado.

Estaba durmiendo cuando los Spurs lo eligieron en el draft
Ginóbili fue elegido en 1999 por los San Antonio Spurs en el puesto 57 (de 60) del draft. Después de un partido con la selección argentina frente a Brasil, y al considerar que no sería elegido, Manu se marchó a dormir. Un asistente de la Albiceleste tuvo que despertarlo para darle la noticia.

No es uno de los cinco jugadores favoritos de su hijo pequeño
Ginóbili, padre de tres hijos, desveló a principios de 2018 una divertida anécdota con su hijo Luca, quien entonces tenía tres años. El pequeño le dijo a su padre quiénes eran sus cinco jugadores favoritos de la NBA... y él no estaba entre ellos.
En un tuit que dibujó numerosas sonrisas, Manu informaba en su cuenta de Twitter que su lista estaba compuesta por: Danny Green (1), Vince Carter (2), Michael Jordan (3), Bryn Forbes (4) y Lamarcus Aldridge (5). "Tú eres el sexto, papá", le habría dicho. Green, Forbes y Aldridge comparten vestuario con Ginóbili.
El otro Batman
En la noche de Halloween de 2009, los Spurs se enfrentaban a los Kings de Sacramento en San Antonio. Un murciélago se coló en el AT&T, sobrevolando la pista durante varios minutos.
Ginóbili lo vio y lo noqueó pero el murciélago nunca fue encontrado y él tuvo que ser vacunado contra la rabia como medida de precaución. "Como muchos de ustedes seguramente ya saben, no fue una gran idea la mía. No sólo por el hecho de que estos animalitos son parte importante de nuestro ecosistema comiendo muchos insectos, sino que además, algunos son portadores de rabia, que es una enfermedad incurable. Es por eso que hoy me tuve que vacunar y no fue sólo una inyección, sino que fueron cuatro, y cuatro más tendré que darme en las próximas semanas", apuntó entonces en su cuenta de Facebook.

Uno de dos
Ginóbili es el único, con Bill Bradley, en haber ganado un oro olímpico (en Atenas-2004), un anillo de la NBA (2003, 2005, 2007, 2014) y una Euroliga (2001) a lo largo de su carrera.

El segundo más veterano de la liga
El argentino, nacido el 28 de julio de 1977, era el segundo jugador más veterano de la liga, solo por detrás del mítico Vince Carter, que lo hizo el 26 de enero del mismo año.

Dio su testículo derecho por San Antonio
En febrero de 2016, Ginóbili recibió un rodillazo en la ingle del ala-pívot de los New Orleans Pelicans Ryan Anderson, que lo obligó a pasar por el quirófano por una lesión testicular. Los Spurs ganaron 110-97 pero el escolta casi pierde "una de sus joyas", como él mismo reconoció. "Lo he dado todo (por los Spurs), lo he dado todo. Incluso mi testículo derecho. Lo sacrifiqué. Lo puedo decir, es verdad", explicó entre risas poco tiempo después en una entrevista.

"El Contusión" y el "jugo de abuelo"
El escolta fue bautizado como "El Contusión" por su compañero Brent Barry debido a los numerosos golpes que recibía en la pista. Más tarde, ya con 40 años, el argentino seguía firmando exhibiciones en la NBA. Y sus compañeros, como homenaje, desvelaron el secreto del bahiense. Tomaba "Grandpa Juice" (jugo de abuelo). "Energía, pasión y dedicación a los 40 años. Eso es Grandpa Juice", dijo el base australiano del equipo Patty Mills. "Convertir cuatro triples seguidos y al momento una canasta sacando con falta. A los 40 años. Es un ejemplo de profesionalismo para todos", explicó por su parte el ala-pívot LaMarcus Aldridge.

Su extrema curiosidad
Ginóbili ha afirmado en alguna ocasión que, de no haberse dedicado al básquetbol, le hubiera gustado dedicarse a las matemáticas. Le encanta la astronomía y, cuando (su compañero de selección) Fabricio Oberto se preparaba para una operación de corazón en 2009, le pidió a Manu que lo acompañara al médico. "Yo sabía que iba a hacer la investigación adecuada e iba hacer mejores preguntas que yo", dijo.

Fan de Sting
El escolta es un aficionado de Sting, quien aseguró que era su solista favorito cuando tenía 18 años. ¨Su grupo musical preferido? The Police.

Tiene dos hermanos profesionales del básquetbol
Los dos hermanos mayores de Manu, Leandro y Sebastián, se dedicaron profesionalmente al baloncesto.