Los sucesos del Peque Schwartzman en las canchas lo hicieron este año sumar a su cartera de marcas permanentes -entre las cuales tiene a Head, Fila y relojes Knock Out- a Voltaren, que lo eligió como su nuevo embajador participando con el logo en su indumentaria. El analgésico tópico número 1 en el mundo, del laboratorio GSK, lo acompañó durante 2017 en su participación en el ATP World Tour, en el que también lo hará a lo largo de todo 2018. Como cara visible de Voltaren, Schwartzman es protagonista en la publicidad que se puede ver en TV y en redes sociales.