En el sube y baja ineludible de los rendimientos en el tenis de alta competencia Roger Federer y Juan Martín del Potro llegaban a la final del ATP de Basilea como los mejores jugadores del momento. El tenis de alto nivel estaba asegurado. Las dos victorias del argentino ante el suizo en las ediciones 2012 y 2013 dotaban de cierto morbo, más allá de un historial personal claramente favorable (17-6) al mejor tenista de todos los tiempos.

Pero el dato fresco del argentino anunciando cansancio tras haber vencido en semifinales a Marin Cilic en dos sets, y el presente de Federer buscando nada menos que su séptimo título en la temporada, aventuraron el resultado.

Después de que Delpo se quedara con el primer parcial por 7-6 (5), su rival comenzó a tallar y con sets de 6-4 y 6-3 rubricó una nueva coronación en el año que, sumadas a las del Abierto de Australia, Indian Wells, Miami, Halle, Wimbledon y Shanghai, muestran a la máquina suiza, a sus 36 años, con la cosecha más numerosa desde 2007, cuando cerró el año con 8 títulos.

El tandilense exigió al máximo al número 2 del mundo, quien conquistó por octava vez en su carrera el título en su ciudad natal.

Del Potro, 19 ATP, todavía tiene esperanza de llegar al Masters de fin de temporada en Londres (12 al 19 de noviembre), dependiendo de lo que suceda con él mismo y con el español Pablo Carreño Busta, que suma 2.605 puntos, el estadounidense Sam Querrey, que acumula 2.525, y el sudafricano Kevin Anderson, que tiene 2.470. Detrás de llos, con 2.415 quedó Delpo, encima de otro aspirante que todavía sue- ña, Jo-Wilfried Tsonga. El francés asoma con 2.310 puntos tras su caída de ayer en la final del ATP de Viena a manos de su compatriota Lucas Pouille.

Más allá de la que fue otra semana trascendente para el argentino, la consagración de Federer representa su título ATP número 95.

Con sus 8 títulos en Basilea, el suizo confirma este torneo como uno de sus favoritos, junto a dos de césped, Halle y Wimbledon, donde fue campeón 9 y 8 veces, respectivamente.

“Estás en una forma fantástica. Espero estar así cuando tenga tu edad pero no lo creo”, le dispensó Del Potro en la entrega de premios, tras la cual Federer confirmó su baja para el Masters 1000 de París de esta semana.