Es tiempo de quedarse en casa y, con las clases presenciales suspendidas por un período aún incierto, los padres se esfuerzan por acompañar a sus hijos en las tareas que les envían los maestros. Muchos confiesan estar desorientados frente a la gran cantidad de material y las dificultades de los ejercicios. Especialistas en pedagogía y educación a distancia brindan algunas claves para ayudar a los niños, sin desesperar.

"El mayor desafío que enfrentan los padres en estos tiempos es no sumarse más responsabilidades en lo que respecta a lo escolar que las que le competen habitualmente. Creemos importante remarcar que en estos tiempos de educación virtual se espera que los adultos puedan acompañar el proceso de aprendizaje, pero que no se espera que ellos asuman la tarea de enseñar", Victoria Amerio, psicóloga y directora pedagógica de la plataforma educativa Kimple.

Según propone, para organizarse y generar un "día predecible" será necesario instalar rutinas de trabajo que contemplen espacios y horarios predefinidos para encarar las tareas escolares. Lo importante será lograr un equilibrio entre estas actividades y los tiempos de recreación y ocio. "No olvidemos que los niños son niños, y deben jugar por sobre todas las cosas. Es importante recordar también que los niños deben ser capaces también (según su edad, claro está) de administrar su propio tiempo e intervenir en la planificación de sus actividades. Esto traerá alivio también a los adultos cuidadores; la saturación de actividades también puede generar estados de ansiedad. No le tengamos miedo al aburrimiento en los niños". explica.

Otras recomendaciones de Amerio son, por un lado, no "adelantarse" al pedido de ayuda y esperar que sean los niños los que soliciten la intervención de los adultos si así lo necesitaran. Además, al finalizar el día, será bueno conversar sobre lo trabajado no desde el lugar de la "evaluación" de lo hecho, sino generando un espacio de diálogo y escucha familiar donde los adultos demuestran interés y valorizan las actividades de los niños dando lugar a que compartan no sólo lo que hicieron sino también cómo se sintieron: qué cuestiones llamaron su atención, qué cuestiones lo sorprendieron, cuáles le costaron más, cuáles le aburrieron.

María Fernanda Díaz, Jefe del Área de desarrollo Pedagógico de la plataforma Colegium, brindó también algunas sugerencias e ideas. Establecer horarios para generar una rutina: es importante que los niños puedan respetar algunos horarios como por ejemplo, la hora de levantarse, de almorzar, de merendar y de irse a dormir. Para el tiempo libre menciona: juegos de roles, búsqueda del tesoro, creación de canciones, lectura en conjunto o manualidades con la ayuda de algunos videos de youtube, como por ejemplo Hazlo tú mismo.