La Premier League, que gestiona el campeonato de Inglaterra de fútbol, anunció este viernes que va a investigar también las finanzas del Manchester City, que son analizadas igualmente por la UEFA.

El jueves, la UEFA anunció la apertura de una investigación por "varias presuntas violaciones" de las reglas del fair play financiero por parte del Manchester City, vigente campeón de Inglaterra y que desde 2008 es propiedad de un miembro de la familia reinante de Abu Dhabi.

La Premier League va a abrir su propia investigación y, además de las cuestiones apuntadas por la UEFA, va a ver de cerca la cuestión del fichaje de jugadores para su centro de formación, así como los eventuales casos de jugadores cuyos derechos son ostentados por terceros. "Ya nos hemos contactado con el Manchester City para pedir informaciones relacionadas con las acusaciones recientes", según un comunicado.

"La Premier League dispone de reglamentos financieros detallados y de reglas muy precisas en las cuestiones de las contrataciones de jugadores para el centro de formación y de la propiedad (de jugadores) por terceros. Estamos investigando sobre esos casos y permitiremos al club dar explicaciones sobre el contexto y los detalles", añadió el comunicado.

El City fue multado con 60 millones de euros, de ellos 20 millones en firme, en el año 2014 por contravenir las reglas del fair play financiero de la UEFA. También fue castigado con la limitación a 21 del número de jugadores autorizados para inscribir en la siguiente Liga de Campeones, en vez de los 25 habituales.