Neymar, la mayor carta que tiene Brasil para intentar ganar el Mundial de Rusia 2018, arribó ayer a su país para someterse a una operación por la fisura en el metatarso del pie derecho cuya recuperación le demandará aproximadamente dos meses. La operación será realizada en Belo Horizonte, capital de Minas Gerais, el próximo sábado, por el médico de la selección brasileña, Rodrigo Lasmar.