En base a controles de gestión, cruces de información y análisis de riesgo, la Dirección General de Aduanas llevó a cabo procedimientos operativos tendientes a evitar el libramiento a plaza de cinco contenedores con más de 95 toneladas de mercaderías en situación irregular, valuadas en U$S 6,5 millones de dólares estadounidenses.

Los productos que pretendieron ingresar al país eran mayoritariamente juguetes, lentes pregraduados, maquillaje y cierres para indumentaria; todas carentes de las correspondientes certificaciones de terceros organismos y en gran cantidad de casos, resultaron ser falsificados.

Los contenedores traian una pequeña carga que consistía en alimentos y comestibles sin un mínimo de salubridad y carente de la intervención de Anmat. Cabe destacar en el libramiento de este tipo de mercaderìa corresponderia la intervención y certificaciones de terceros organismos como Anmat, e incluso titulares marcarios por posible draude marcario.

 

“La Aduana acaba de evitar una maniobra de ingreso ilegal de mercaderia por aproximadamente $ 1.000 millones de pesos. Estamos hablando de 5 contenedores, son 35 millones de juguetes, 10 millones de pares de anteojos y 7 millones de cierres”, explicó el director general de Aduanas, Guillermo Michel, mientras recorría el depósito fiscal de zona norte.

La mercadería secuestrada estaba conformada por tres grandes rubros. Entre ellos: 35.000.000 juguetes por un valor en plaza de casi $ 293 millones de pesos, 9.950.000 millones de anteojos por un valor de $ 313 millones de pesos y 7.000.000 cierres por aproximadamente $ 13 millones de pesos.

La presente maniobra comprendió la intervención de la Justicia Nacional en lo Penal Económico, la cual una vez realizadas las acciones e intervenciones de rigor autorizó el traslado de la mercadería secuestra al Depósito de Tasa Escobar a fin de facilitar las tareas de verificación y aforo por parte del personal aduanero. Participaron del procedimiento las cámaras del juguete, de cierres y de ópticas.

El presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete, Emmanuel Poletto, declaró: “La cámara está acá participando de este operativo que realmente nos pone muy contentos porque hay 35 millones de juguetes que se pretendian ingresar al país sin cumplir ninguna norma de seguridad. Hay que destacar que estamos en la cercanía del día del niño y esta cantidad importantisima de juguetes iban a generar un daño importante a la industria nacional”.

El operativo realizado por la Aduana.

Y explicó que en la Argentina hay 180 fábricas de juguetes y que la industria genera 8.000 puestos de trabajo. “Por otro lado, todos estos juguetes representan un riesgo para la salud, para la seguridad de los más chicos. Acá podemos ver fraude marcario, además no cumplen con las normas de seguridad y generan un perjuicio a los licenciatarios oficiales”, dijo Poletto.

Por su parte, el presidente de la Cámara Argentina de la Industria Óptica, Norberto Fermani, expresó: “Estamos ante un hecho totalmente irregular, un operativo que por lo menos en mi caso como presidente de la industria óptica no lo he visto en décadas. Es manifiesto que acá hay un ilícito de magnitud”.

Y el presidente de CGERA y dueño de Cierres Lynsa, Marcelo Fernández, consideró: “A nosotros nos da mucha satisfacción saber que contamos con una Aduana que piensa en la defensa de la industria nacional, que está atenta a estas malas prácticas que lamentablemente la llevan a cabo empresarios argentinos o firmas que traen esto artículos muy por debajo del precio y tratan de esquivar justamente los impuestos declarándolos de otra forma. Tener una Aduana atenta, una Aduana activa como la vemos hoy es realmente muy importante”.

Finalmente, el titular de la Aduana cerró: “Lo que estamos tratando de realizar es continuar con el trabajo de la Aduana, siguiendo las pautas de trabajo del ministro de Economía Sergio Massa y del Aministrador Federal, Carlos Castagneto de proteger el empleo nacional y defender la industria de nuestro país”.