La Copa América de fútbol, celebrada en Brasil en las últimas semanas, llevó al país una nueva cepa del coronavirus que hasta ahora no estaba presente, la variante B.1621, según informaciones de la prensa local.

Según adelantó el diario Estado de São Paulo en un artículo para abonados, el Instituto Adolfo Lutz identificó dos casos de la variante 1.621 entre 12 exámenes realizados.

Las variantes se identificaron en el estado de Mato Grosso (centro-oeste) y los positivos correspondieron a un ciudadano colombiano y otro ecuatoriano.

Colombia y Ecuador se enfrentaron en el estadio Arena Pantanal, en la capital de Mato Grosso, Cuiabá, el 13 de junio, en el arranque del torneo.

La variante encontrada en Cuiabá está clasificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como de alerta para más monitoreo, y aunque fue detectada en primer lugar en Colombia también llegó al Caribe, EEUU, y algunos puntos de Europa.

La Copa América terminó con 179 casos confirmados de covid-19 entre jugadores, técnicos y otros miembros de la organización, según datos de la Conmebol.

De entre todos esos positivos, se realizó la secuencia genética en 38; de ese total, 22 muestras ya fueron analizadas y dieron como resultado la variante gama, originalmente detectada en el estado de Amazonas (norte de Brasil) y que actualmente es la predominante en todo el país.

Fuente: Sputnik

 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19