Una delegación de la FIFA viajó a Atenas para "discutir con las diferentes partes afectadas acciones a poner en marcha" para evitar la violencia en el fútbol griego tras al último episodio ocurrido el domingo, anunció la instancia en un correo dirigido a ministro de Deportes Yiorgos Vassiliadis. En la carta, firmada por Bjorn Vassallo, el director de la Asociación de Miembros Europeos de la FIFA, se hace eco del correo enviado por Vassiliadis para informarle de la suspensión del campeonato griego decidida por el gobierno. Esta medida llega después de la actuación el domingo del presidente del PAOK, el influyente empresario greco-ruso Ivan Savvidis, que saltó al césped del estadio de Salónica, armado con una pistola, para interrumpir el partido contra el AEK Atenas tras una decisión desfavorable del árbitro.