Con 27 millones de dólares de facturación a lo largo de 2017, año en el que no compitió todo el tiempo porque fue mamá, la tenista estadounidense Serena Williams es la única mujer ubicada entre los 100 deportistas mejores pagos del mundo de acuerdo a un informe de Forbes.

La norteamericana se ubicó en el puesto 51, lejos del delantero portugués Cristiano Ronaldo, del Real Madrid de España, que cosechó 93 millones de dólares, y su cifra fue sensiblemente superior al de la rumana Simona Halep, quien en 2017 acumuló premios por 5.270.000 dólares aún habiendo llegado a ser número uno del ránking mundial (el mejor del mundo en varones, el español Rafael Nadal, se llevó 12.700.000).

Forbes también destacó las diferencias entre el fútbol femenino y el masculino, remarcando que el Mundial de mujeres de Canadá 2015 otorgó u$s15 millones y de Rusia 2018 de hombres repartirá u$s791 millones.