La Conmebol anunció hoy, a través de un comunicado, que Lima es la nueva sede para la final de la Copa Libertadores, a partido único en el estadio de Universitario, entre River Plate -defensor del título- y Flamengo de Brasil, el 23 de noviembre a las 17:30, tras haber descartado a Santiago de Chile por los conflictos sociales.

Hace sólo unos días, en declaraciones formuladas a AM 1080 de Paraguay, Alejandro Domínguez, presidente de Conmebol, había dicho que "Santiago es la sede para la final de la Libertadores, eso está definido. Se van a recuperar de lo que están viviendo. De hecho, el partido va a ser un tremendo éxito".

No pudo ser. La rebelión popular que se expresa en masivas protestas en las principales ciudades del país, la huelga general, saqueos y permanente batallas callejeras entre manifestantes y fuerzas de seguridad lo impiden.

En las calles, la gente reclama una nueva constitución política, asamblea constituyente, nuevo sistema de pensiones de reparto y solidario y protección del ambiente; además de la nacionalización de bienes comunes como el agua, la energía, recursos naturales (litio y cobre) y servicios básicos, aumento sustancial del salario mínimo, mejoras del sistema laboral y educación pública de calidad y gratuita.

"Nos pusimos de acuerdo"

Rodolfo D'Onofrio, presidente de River, admitió esta tarde que tanto los representantes del millonario como del Flamengo de Brasil “consensuamos y nos pusimos de acuerdo” para jugar la final en Lima.

“Todos consensuamos y nos pusimos de acuerdo. Nos da la tranquilidad y seguridad para tener un evento como el que deseamos”, indicó la máxima autoridad de la entidad de Núñez, en conferencia de prensa desarrollada en la sede de la Conmebol en la ciudad paraguaya de Luque.

Precisamente, desde temprano, los dirigentes de ambas entidades más las autoridades más representativas del fútbol sudamericano se reunieron en territorio paraguayo, para definir el escenario de la definición del torneo, una vez que Santiago de Chile quedó desestimada por la crisis socioeconómica que atraviesa el país trasandino gobernado por Sebastián Piñera.

D'Onofrio aportó que la elección de la capital peruana se debió “a contingencias no previstas”, aunque cuando se le consultó respecto del contratiempo vivido como ocurrió en la final del año pasado ante Boca Juniors (la revancha terminó disputándose en el estadio Santiago Bernabeu de Madrid) esgrimió un consuelo: “Por lo menos es un poco más cerca que el año pasado”, dijo.

El presidente 'millonario' aseguró que la Conmebol devolverá “el dinero de las entradas (ya vendidas) de los que no viajen a Lima”.

“Entiendo a todos los argentinos y brasileños que ya tienen su entrada y pasaje. Las entradas, para los que no puedan viajar, se las van a devolver y a los pasajes se les buscará una solución”, completó D'Onofrio.

Ver más productos

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos