El francés Sebastien Loeb se quedó afuera del Rally Dakar 2018 por quedar atrapado en una zanja con su Peugeot, y aunque logró salir de esa posición tras perder varios minutos, los golpes que sufrió su navegante, Daniel Elena, lo obligaron a dejar la competencia durante la quinta etapa entre San Juan de Marcona y Arequipa, en Perú.

Las dunas peruanas le jugaron una mala pasada al múltiple campeón de WRC, porque no fue preciso en la navegación y en el afán por acercarse a la punta de la carrera que comanda su compatriota Stephan Peterhansel, no detectó la profundidad de una hondonada que no pudo superar.

El abandono del galo, se suma al que sufrió anteayer el también francés Cyril Després (Peugeot) y al de Nani Roma (Mini), el lunes, por lo que la categoría autos pierde rápidamente tres candidatos a quedarse con la victoria final.

Loeb había ganado la etapa del martes terminando el día en la segunda posición de la clasificación general, y ayer buscaba seguir descontando la desventaja con el líder Peterhansel.