Luka Modric, que ganó la Liga de Campeones con el Real Madrid y fue finalista del Mundial con Croacia, fue designado este jueves en Mónaco como mejor jugador UEFA de la pasada temporada, superando a los otros finalistas, Cristiano Ronaldo (ex Real Madrid, ahora Juventus) y Mohamed Salah ( Liverpool).

Lionel Messi, quién renunció por lo que resta de este año a la Selección argentina, se quedó afuera de la terna de este premio, que inicia la carrera de las recompensas individuales de final de año.

La clasificación se determina por un jurado que comprende a 80 entrenadores de clubes que participaron en fases de grupos de la Liga de Campeones y la Europa League, así como a 55 periodistas, cada uno representando a una de las naciones UEFA.

El próximo gran premio individual en otorgarse será el de la FIFA en Londres el 24 de septiembre. Antoine Griezmann (Atlético Madrid), Kylian Mbappé (PSG) y Raphael Varane (Real Madrid), campeones del mundo con Francia en Rusia-2018, están entre los diez finalistas en la categoría de "mejor jugador del año".

Cristiano Ronaldo, vencedor en 2016 y 2017, está entre los finalistas igualmente, como Modric, Salah, el argentino Lionel Messi (Barcelona), el inglés Harry Kane (Tottenham) y los belgas Kevin De Bruyne (Manchester City) y Eden Hazard (Chelsea).

Desde el final en 2016 del acuerdo entre la FIFA y la revista France Football sobre la concesión conjunta del Balón de Oro, la organización que dirige el fútbol mundial ha resucitado sus propios premios, otorgados tras una votación entre un jurado de hinchas, además de periodistas y capitanes y entrenadores de selecciones nacionales.

Ese galardón podría servir de indicativo de cara al Balón de Oro, que deciden únicamente periodistas y que es el premio más codiciado.

Cristiano Ronaldo y Lionel Messi están igualados a cinco Balones de Oro.