El secretario de Deportes de la Nación, Carlos Mac Allister, afi rmó ayer que está “convencido” que Orlando Moccagatta, subsecretario de la misma cartera, “es inocente” de las irregularidades administrativas de las cuales fue acusado, y además defendió la entrega de subsidios para importantes clubes que podrían funcionar bien sin la ayuda económica gubernamental.

Asimismo, el ex futbolista reiteró que el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Enard) “seguirá funcionando de la misma manera y con la misma conducción”, más allá de que la reforma impositiva que impulsa el gobierno nacional para el año próximo sea aprobada o no por los diputados y senadores. “Avanzamos puertas para adentro, porque estoy convencido que mi subsecretario (Moccagatta) es totalmente inocente. Lo que estamos haciendo es suspenderlo momentáneamente y abrir una investigación para que pueda demostrar su inocencia”, explicó Mac Allister.

Moccagatta, quien se hizo un nombre en el mundo del deporte por ser el entrenador del nadador cordobés José Meolans, quedó en el ojo de la tormenta tras una investigación periodística en la cual se lo acusa de favorecer a una empresa constructora de piletas olímpicas, con la que tuvo vínculos contractuales.

El juninense, antes de ingresar a la función pública, era el representante de la empresa de piletas de natación Myrtha Pools y se lo acusa de recomendar a las provincias comprar con los subsidios que otorgaba la Secretaría las piscinas que él mismo vendía.

Moccagatta renunció a la presidencia de Project Management Pools S.A., la firma representante de las piletas italianas, en 2015, aunque la empresa sigue manteniendo la misma dirección, el domicilio particular del funcionario.