El torneo de Brisbane, preparatorio para el Abierto de Australia sobre superficie dura y con premios de 468.910 dólares, tuvo a la pareja argentina formada por Leonardo Mayer y Horacio Zeballos en la final cayendo ante el local John Peers y el finlandés Henri Kontinen por 3-6, 6-3 y 10/2 en el súper tie break, un resultado que habla bien de las posibilidades de la dupla criolla de cara a la primera cita del Grand Slam de la temporada. Por su parte, el australiano Nick Kyrgios (cabeza de serie número 3 del certamen) ganó en el cuadro de singles derrotando en la final al estadounidense Ryan Harrison en dos sets, 6-4, 6-2.

Kyrgios, 21 del mundo, logró así su cuarta victoria en el circuito ATP. El tenista de 22 años selló así su primer título ante su público, y el primero desde 2016, ello a pesar de que el partido no le resultó sencillo, habida cuenta que en el primer set se vio obligado a salvar hasta cinco puntos de break.

Esta victoria le permitirá al oceánico escalar cuatro puestos en la clasificación ATP desde hoy después de un gran torneo en el que, entre otros, eliminó al principal favorito, el búlgaro Grigor Dimitrov.