Tras la emocionante victoria de Las Leonas frente al seleccionado de India, el hockey trajo a los argentinos la alegría de una medalla en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El equipo peleará por el oro con Países Bajos pero, más allá del resultado, el triunfo al esfuerzo ya tiene su ansiada recompensa con tintineo metálico. 

El camino para llegar al podio fue históricamente más difícil para las mujeres y la brecha de género aún persiste pese a que este año se realizaron esfuerzos por equiparar la participación (llega al 49%) y dar visibilidad con abanderados mixtos en la apertura.

Un informe elaborado por la consultora Grow, centrado principalmente en los países de América Latina, señala que al comparar el porcentaje de medallistas mujeres con el de varones, podemos notar que la diferencia entre unos y otros es muy marcada. "Esto puede deberse primordialmente a dos situaciones: las escasas disciplinas habilitadas para mujeres desde el inicio de las competiciones y la escasa participación femenina en las delegaciones de los países participantes", destacan. Respecto de la primera situación,  en 1896 no hubo participación femenina y en 1900 sólo dos disciplinas estaban habilitadas para mujeres -tenis y golf - contra veinte habilitadas para varones. 

"Las desventajas iniciales, que aún continúan aunque fueron decreciendo con los años, hacen que equiparar los resultados históricos resulte por lo menos improbable en el corto plazo", señala el estudio y puntualiza que entre los países con menos diferencias en el porcentaje de rendimiento entre hombres y mujeres se encuentran Colombia y Jamaica, mientras que Chile y Puerto Rico son los países más desiguales. En los últimos años España ha empezado a revertir los números desventajosos para las mujeres.En el caso de Argentina, fueron 406 representantes femeninas que obtuvieron 13 medallas en anteriores ediciones, mientras que los hombres que participaron fueron 2003 y se llevaron 61. Los cuatro deportes que más medallas han logrado en la región son: natación, atletismo, saltos ornamentales y gimnasia artística.

"Las mujeres tienen 100 años menos de participación. Los deportes femeninos no se ven no porque no sean lindos sino porque no estamos acostumbrados a verlos", señala  Georgina Sticco, directora de Grow. También menciona la importancia de acompañar con los cambios culturales y cerrar la brecha salarial. "Por suerte acá se dio esa discusión en el fútbol. Como varón podés decidir ser profesional porque lo que ganas te alcanza y como mujer no. Eso impacta en la cantidad de tiempo de entrenamiento", dice y menciona el ejemplo de Noruega donde los jugadores se bajaron el sueldo

Estados Unidos es el país con más medallistas olímpicas (6603). Le siguen Cuba, España y Jamaica (fuerte en Atletismo), con 51, 48 y 41 medallas respectivamente. "Estados Unidos y España tienen los programas más intensos para aumentar la participación de las mujeres en el deporte competitivo. En EEUU, en cierto momento de la historia, la competencia con la antigua URSS hacía que se buscara invertir en los deportistas para tener más medallas. Era una decisión de política internacional.  España es uno de los países que más proporción de mujeres tiene en su delegación y que más rinden. Vienen haciendo un gran trabajo de promoción del deporte  desde la infancia, desarrollo amateur y profesional", puntualiza Sticco.

Argentina (que también tiene programas de incentivo) junto con Brasil, México y Colombia, está en el grupo de países que no tienen gran número de ganadoras, pero sí una tendencia al incremento. "La lucha feminista va colando todos los ámbitos y llegó al deporte. Nos falta más consciencia de que no es un problema de las deportistas per sé.  Falta más representación de las mujeres en las Federaciones, que se promueva de la misma manera el deporte femenino y masculino", agregó