El entrenador portugués del Manchester United, José Mourinho,  quien fue imputado por fraude fiscal en 2011 y 2012 en la época cuando entrenaba al Real Madridhabría aceptado una multa correspondiente al 60% de la suma evadida y una pena de un año de prisión, que debería ser sustituida por una multa.

Según el diario El Mundo, en total, Mourinho, de 55 años, tendrá que desembolsar más de 5 millones de euros.

El acuerdo, al que llegó con la fiscalía y Hacienda, no ha sido presentado ante el tribunal que instruye el caso, que sigue de cerca los problemas de las estrellas del fútbol con el fisco español.

El mediático entrenador es investigado, como tantos otras figuras del fútbol, por usar sociedades pantalla en el extranjero para no declarar algunos de sus ingresos publicitarios.

Su agente y compatriota Jorge Mendes también fue imputado por el mismo tribunal por su papel en el caso del presunto fraude fiscal de su cliente Radamel Falcao.

El colombiano, capitán de su Selección nacional, llegó en mayo a un acuerdo similar al de Mourinho, aceptando una pena de prisión sustituida por multa y desembolsar unos 9 millones de euros.

Por último, Cristiano Ronaldo hizo lo mismo en junio, pagando al menos 16,7 millones de euros, antes de ser transferido del Real Madrid a la Juventus.