De andar arrollador en la liga francesa, el París Saint Germain sigue con resultados y buen fútbol trazando su ruta hacia el objetivo mayor de obtener su máximo objetivo que es la Liga de Campeones.

Sin embargo, puertas adentro, la institución que desde 2011 es propiedad de capitales cataríes sufre por acontecimientos que le quitan el sueño y no son futbolísticos.

La otra realidad que se esconde detrás de un equipo poderoso, dice que en las entrañas del plantel existe un gran malestar con los privilegios que goza el brasileño Neymar, de quien ahora se sabe que por contrato tiene un permiso para no colaborar en defensa durante los partidos, además de no recibir entradas fuertes de sus compañeros en los entrenamientos, gozar de dos fisioterapeutas propios ajenos al equipo y utilizar en los viajes un equipaje distinto al oficial del club respondiendo a una marca de artículos de cuero que lo patrocina.

Por otro lado, ayer fue el turno de la comparecencia ante la justicia de Nasser Al-Khelaifi , presidente del club y de beIN Media, interrogado por la fiscalía general de Suiza, que apunta al dirigente catarí por presunta corrupción. Al-Khelaifi es objeto de investigación en relación a la concesión de los derechos a los medios de comunicación para los Mundiales de fútbol de 2026 y 2030, y su audiencia, por razones de extensión y la complejidad de permanente necesidad de traducción de idiomas será retomada hoy.

La investigación fue abierta por “sospechas de corrupción privada, estafa, gestión desleal y falsifi cación de documentos”, se indicó, precisando que una operación “coordinada” fue llevada a cabo en simultáneo en Francia, Grecia, Italia y España. Al-Khelaifi está además en el punto de mira de la FIFA, que abrió una investigación preliminar el 13 de octubre, por este caso, que se suma a una investigación de la UEFA, como club sospechado de haber infringido las reglas del fair-play financiero.

  • ¿Pastore socio de Icardi?

El Inter de Milán intenta conseguir el pase del argentino Javier Pastore, del París Saint Germain, de Francia, en una operación de cambio con el volante portugués Joao Mario. El diario italiano Tuttosport publicó que el futbolista portugués “es del gusto del técnico Antero Herique del París Saint Germain” y que “el argentino responde al perfi l que requiere el entrenador Luciano Spalletti para jugar junto a Mauro Icardi”. Pastore, de 28 años, fue convocado por Jorge Sampaoli para el Seleccionado argentino en las recientes Eliminatorias.