El ex coordinador del programa Fútbol para Todos Pablo Paladino calificó hoy como “un manotazo de ahogado” a la acusación de corrupción que le hizo el empresario Alejandro Burzaco, al declarar como arrepentido en el juicio que se lleva a cabo Estados Unidos por el escándalo de sobornos conocido como Fifagate. La acusación de Burzaco es "un manotazo de ahogado de un delincuente que busca mejorar su situación procesal" antes de conocer su condena, aseguró a Radio 10.

Burzaco declaró el martes en un juzgado de Nueva York que pagó coimas por 4 millones de dólares a Jorge Delhon, un abogado que trabajó en la jefatura de Gabinete en 2012, y a Paladino para conseguir derechos de televisación. Delhon se suicidó arrojándose a las vías del tren en la ciudad bonaerense de Lanús poco después de que se conociera la confesión de Burzaco ante el tribunal que enjuicia a acusados por el Fifagate.

Para Paladino, "evidentemente, Burzaco tiene un acuerdo con alguien para ensuciar el Fútbol para Todos, el concepto, la matriz”. “Lo llaman a declarar en una causa por compra de derechos de mundiales y copas América, en una causa que se circunscribe a dirigentes de FIFA y de Conmebol, y este hombre sale a hacer esta declaración; está claro que responde a alguien", remarcó el ex coordinador de Fútbol para Todos.

Aseguró que que está “viviendo una pesadilla" a raíz del del suicidio de Delhon, por tratarse de un "amigo" suyo. Delhon "Es un hombre que no tiene nada que ver con la política, un colaborador que empezó a ver las redes sociales y no soportó ver esas acusaciones de un delincuente como Burzaco, quien ya admitió su culpa ante la FIFA, ante la Conmebol y era dueño de Torneos y Competencias", puntualizó.

“¿Cómo puedo estar involucrado yo en todo esto?", dijo Paladino que le comentó Delhon antes de suicidarse. La diputada nacional electa por Cambiemos, Graciela Ocaña, anunció anoche que pedirá "la reapertura de la causa" por corrupción contra Paladino dado que en su momento fue absuelto por el camarista Eduardo Freiler, quien afronta un jury de destitución por mal desempeño, entre otros cargos. Ocaña sostuvo que la confesión de Burzaco a la justicia de Estados Unidos "obliga a anular el sobreseimiento (de Paladino) y a la reapertura del caso".