El fiscal federal Jorge Di Lello pidió que la Inspección General de Justicia (IGJ) controle la votación del próximo domingo en River y que se refuerce la seguridad, al impulsar una denuncia por supuesta falsificación de documentación de inscriptos en el padrón.

Di Lello entregó un dictamen con el pedido de medidas al juez federal Claudio Bonadio, quien quedó a cargo de la denuncia hecha por el fiscal Guillermo Marijuán, tras realizar una investigación preliminar, según el escrito al que accedió Télam.

La fiscalía requirió que "se de intervención a la Inspección General de Justicia a fin de que aporte personal a su cargo en forma suficiente para un riguroso control del acto en coordinación con la comisión electoral de la institución deportiva", de acuerdo al dictamen.

También solicitó un refuerzo de la seguridad en River para el domingo.

El fiscal, que aludió a cinco mil casos cuestionados de un padrón de 52 mil electores, solicitó a River remita a la Justicia su estatuto y el padrón completo de socios vitalicios.