En medio de la discusión por la legalización del aborto, el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, sostuvo que de ser aprobada una ley en ese sentido en la Cámara de Diputados, cuando llegue a la cámara alta “la mayoría de los senadores votarían en contra, inclusive Cristina Fernández de Kirchner”.

Al reiterar su postura contra el aborto, el senador remarcó: "No encuentro diferencia entre eliminar la vida de un chico por nacer y uno que nació”, afirmó el senador, quien señaló que “lo más probable es que se trate en el Congreso” la despenalización, luego de que durante varios años fracasaran los intentos para llevarla discusión al Parlemento.

El debate por el aborto desembarcó con fuerza esta semana en el Congreso, después de muchos años de resistencia, luego de que el jefe de Gabinete, Marcos Peña, les indicara a los jefes parlamentarios de Cambiemos que el Gobierno “no va a obstaculizar” la discusión del tema. En ese marco, Pinedo reiteró su posición en cuanto a que “no hay que despenalizar” y estimó que “puede haber circunstancias atenuantes, disminuciones de penas en caso de violación o de emoción violenta sufrida por la mujer”.

"No encuentro diferencia entre eliminar la vida de un chico por nacer y uno que nació”, afirmó el senador.

"Es demasiado violento sostener que se puedan eliminar vidas humanas porque algunos quieran”, sostuvo y agregó que “la violación de los valores principales para vivir en paz reside en el Código Penal y decir que eliminar una vida no tiene que estar penalizado es decir que el valor vida humana no es el valor principal de la convivencia”.

Sobre una intervención del Poder Ejecutivo en favor de una postura, Pinedo aseguró que el Gobierno “no va a decir qué tienen que hacer los senadores” porque es “un tema de moral y ética y tiene que haber libertad de conciencia”. Ante una hipotética votación en el Senado, el legislador dijo que si bien no tiene un “poroteo” de los votos, su “sensación” es que la mayoría de los senadores votarían “en contra” de una ley que impulse la despenalización.

"Se me ocurre que somos mayoría. Es un juego complejo porque si Diputados lo aprueba hay que ver si el Senado lo rechaza o modifica y debe en ese caso, volver a Diputados”, indicó. Pinedo consideró que -si bien Cambiemos no tiene mayoría en las Cámaras- “hay bastante más gente de Cambiemos en contra y seguramente habrá aliados como Cristina Fernández de Kirchner”, de quien es conocida públicamente su postura antiabortista.