Una especialista en controles antidopajes dijo que "las tomas de muestras sorpresivas son partes de las obligaciones" y afirmó que Conmebol "está haciendo las cosas bien" al hacerse presente en los entrenamientos de River y Boca, días antes de que se juegue la final de la Copa Libertadores de América.

Agustina de Giovanni, directora regional de la empresa alemana PWC y exdirectora de la Organización Nacional Antidopaje (ONAD) en Argentina, dijo que "los controles sorpresivos son parte de las obligaciones de los comités que están aprobados para testear a los deportistas, como en este caso el de Conmebol". 

Esta nadadora nacida en Santa Fe explicó que la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) solicita que "un cierto porcentaje de los controles sean durante las competencias y otros, dentro". 

"Hay deportes que son propensos al doping, como la natación. El fútbol no es considerado de alto riesgo, pero como en Argentina genera muchos ingresos, se cataloga como si fuera", explicó.

Consultado sobre por qué Conmebol recolectó muestras a todos los jugadores que ambos clubes anotaron en la lista de buena fe de la competencia, subrayó: "Al ser parejo, significa que el organismo está haciendo bien su trabajo".