El gobierno argentino recibirá la semana próxima en Ginebra el informe final del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en relación a las 121 tumbas no identificadas de soldados argentinos en el cementerio de Darwin, que fueron analizadas por un equipo forense entre junio y agosto de este año.

Después de recibido el informe, comenzará el proceso de informar el resultado a las familias, que llevará varias semanas, y organizar un futuro viaje a las islas Malvinas.

Según informaron a Télam fuentes oficiales, en representación del gobierno argentino, el encargado de recibir la información confidencial el próximo viernes 1 de diciembre en Ginebra -sede del CICR- será el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y también estarán presentes representantes del gobierno británico.

Una vez que Avruj esté de regreso en el país y luego de que se analice y procese la información recibida, comenzará de inmediato un procedimiento para informar, en forma individual, a cada una de las 121 familias si las muestras recolectadas en las tumbas NN del cementerio de Darwin coinciden o no con los ADN que aportaron para la investigación.

De hecho, los familiares -que residen en distintas provincias del país- ya comenzaron a ser contactados telefónicamente por representantes de la Secretaría de Derechos Humanos, y fueron consultados sobre si quieren viajar a Buenos Aires para recibir la información o prefieren hacerlo en los lugares donde residen.