"El teléfono de Carlos Costa nunca para de sonar, en épocas buenas y en épocas malas, tiene decenas de llamadas al día". El ex tenista Carlos Costa es el mánager de Rafa Nadal, quien le lleva los asuntos de patrocinios e imagen de marca. Y quien lo cuenta es una fuente que conoce al dedillo el mundo de la publicidad. Sirve para ilustrar algo que parece obvio: Nadal, además de flamante ganador del Roland Garros y de la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo, es una auténtica bomba publicitaria.

"Ha sabido gestionar esta parte de su carrera de una forma inteligente, está bien asesorado en este campo", opinan. El tenista, que acaba de alzarse con su decimocuarto trofeo, ganó USD40 millones en 2019, según la revista Forbes. De estos, 14 millones fueron por sus méritos deportivos y el resto por sus contratos publicitarios con distintas marcas deportivas, como Nike y Babolat, los relojes Richard Mille, automóviles Kia, Telefónica, Mapfre o las cremas Heliocare. En diciembre se unió al Banco Santander después de haber sido embajador de Banco Sabadell. Actualmente es el tercer tenista en el ránking de mejor pagados de la conocida revista económica, detrás de Roger Federer y Novak Djokovic, indica el sitio Vanitatis.

La consultora Personality Media, tras más de 14 años analizando personajes públicos y después de consultar sistemáticamente cada seis meses a más de 40.000 consumidores, hace público cada año un top ten de personalidades más conocidas y mejor valoradas por los españoles. Para esta clasificación se seleccionan los personajes populares conocidos por más del 90% de la población. En 2019, Rafa Nadal arrasó con 7,78 y un 98% de notoriedad, en su disputa habitual con su amigo Pau Gasol (7,76 y 98%). Ambos líderes son referentes sociales desde hace más de diez años.

Sus asesores de imagen eligen buenas marcas, firman contratos de larga duración y, de ser posible globales, no solo para un territorio concreto. En opinión de los expertos, lo están haciendo casi tan bien como el propio Nadal dentro de la cancha de tenis. A día de hoy esa labor de selección es clave para cuidar la imagen de Rafa. "Recibe ofertas casi todos los días de distintas marcas, podríamos encender la tele y ver a Nadal protagonizando un anuncio detrás de otro", aseguran fuentes del sector. "Si Rafa y su entorno hubiesen aceptado todas las propuestas que reciben, el tenista estaría protagonizado más de diez spots sin problema alguno, pero el líder lo es siempre en todos los entornos de su vida y su virtud ha sido también la de saber elegir", añade Santiago de Mollinedo, mánager general de Personality Media.

A lo largo de su trayectoria, Rafa Nadal prestó su imagen a marcas de primera. Nike, Mapfre, Movistar, Banco Sabadell, Kia, Cola Cao, Banesto, Babolat, Time Force, Nintendo o Tommy Hilfiger han contado con él. Está en plena negociación para renovar su contrato con Telefónica, como publica La Información. "Una de las decisiones más acertadas del entorno de Nadal ha sido la de elegir pocas marcas y trabajar muy a largo plazo con ellas. Esto beneficia enormemente a las marcas, pues construir a largo plazo junto a tu embajador es mucho más rentable y se construye de una manera mucho más sólida. Por supuesto, también beneficia al deportista, que se puede dedicar a entrenar y a estar centrado en su trabajo, que es jugar al tenis", explica Mollinedo.