El exentrenador de la Selección argentina Alejandro Sabella recibió un emotivo homenaje en la Universidad Nacional de La Plata, donde fue declarado Huésped de Honor Extraordinario, y dejó varias frases importantes luego de haber superado una dura enfermedad en los últimos años.

Apenas tomó la palabra, Sabella destacó: “Para mí recibir este premio de una Universidad es algo que me abruma, me supera. Una Universidad pública y gratuita, no todos los países del mundo la tienen”. Además, remarcó la importancia de defender y valorar la educación universitaria. Se refirió al vínculo alumno-maestro, expresando que ambos aprenden y enseñan a la vez.

Sabella, de buen semblante, habló de su estado de salud y dijo sentirse muy bien, pero recordó los duros momentos por los que tuvo que atravesar. 

Cuando uno se pone grande se sensibiliza un poco más", bromeó luego de recibir un diploma por haber sido el orador de cierre de las Jornadas de Capacitación en Deportes y sus Ciencias Aplicadas en el aula 3 de la facultad de Humanidades.

Sus palabras giraron en torno a otros dos conceptos: la importancia de ser mejores personas y esforzarnos para lograr nuestras metas. "Cuando estaba peleando para ver si seguía acá con ustedes o me iba para el otro lado, me acordé lo que les decía a mis alumnos, a mis jugadores, que no pueden dar menos del cien por ciento, si se los pedía a ellos yo tenía que luchar para mantenerme con vida", dijo y se emocionó.

"Pachorra" evitó referirse a un posible regreso al fútbol, porque "lo prioritario" es terminar de consolidar su mejoría física.

"El fútbol siempre está, lo traje desde la cuna. Eso no lo perdemos nunca. Lo prioritario es terminar de consolidar mi mejoría, que ya me siento mejor, y después seguramente veremos", explicó.

Igualmente, no se privó de opinar sobre la actuación de la Selección argentina en el Mundial de Rusia 2018: "Como todo argentino y futbolero, siempre tenemos la ilusión en cada mundial. No puedo decir que me dolió pero sí que estoy triste porque no pudimos plasmar el mundial que todos deseábamos".

Y, sobre el futuro, pidió un baño de realidad: "Desde que soy chico siempre escuchaba que éramos los mejores del mundo, pero la verdad es que tuvimos períodos que fuimos potencia y por lo tanto tenemos dos títulos mundiales y otras dos finales.

Pero los mejores del mundo, ni ahí. Tenemos que darnos un baño de humildad. El hecho de sentirnos buenos siempre es muy bueno pero a veces se vuelve contraproducente. Tenemos que ir de a poquito y no pensar que la solución está mañana".

Los videos de la charla de Sabella rápidamente se viralizaron en las redes sociales y motivaron que algunos de sus dirigidos en la Selección, como Javier Mascherano o Marcos Rojo, hicieran publicaciones para replicar sus palabras.