El piloto australiano Daniel Ricciardo, con Red Bull, se proclamó ganador del Gran Premio de China de Fórmula Uno luego de una carrera marcada por variso choques.

Tras Ricciardo se situaron el Mercedes de Valtteri Bottas y el Ferrari de Kimi Raikkonen, mientras que Lewis Hamilton (Mercedes) culminó en cuarto lugar y Sebastian Vettel (Ferrari) en octavo, por las consecuencias de un choque con el Red Bull de Max Verstappen.

Un choque entre los Toro Rosso de Pierre Gasly y Brendon Hartley en la vuelta 30 permitió a los mecánicos de Red Bull aprovechar el coche de seguridad para ponerle neumáticos de compuesto blando (más rápidos) a Verstappen y Ricciardo y tras la reanudación el australiano comenzó su escalada para su sexto triunfo en la categoría. Vettel se mantiene como líder del mundial con 54 puntos (a nueve de Hamilton).