El alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos Giménez, condicionó el acuerdo para el traslado del Abierto de tenis de Miami al Estadio Hard Rock a que el torneo salde las deudas que asegura tener con la administración local, informó su portavoz Mike Hernández.

El acuerdo entre el condado y el torneo de tenis de Miami firmado la pasada semana dio un vuelco después de que las autoridades locales modificaran las condiciones del pacto luego de conocer acerca de la existencia de una auditoría que apunta a la existencia de una deuda mayor a la prevista. Y por ese motivo se desencadena el conflicto.

"El alcalde no sabía que existía otra auditoría. Es muy probable que deban mucho más. No quiere que paguen más de lo que deben sino lo que deben", aseguró Hernández.

Los responsables del torneo se opusieron a la nueva propuesta del alcalde, la cual plantea que sea una tercera parte, independiente, la que determine la cantidad a pagar.