El consejero económico de Trump, Gary Cohn, podría renunciar si el presidente estadounidense lleva a cabo la propuesta de imponer aranceles del 10% al aluminio y el 25% al acero, según informa Bloomberg. La UE prevé responder a las nuevas tarifas con aranceles del 25% en varios sectores. Cohn se reunió con ejecutivos de grandes compañías que dependen de los dos metales con la intención de presionar a Trump y que no apruebe la medida.