Después de quince años como imagen de una de las marcas top del golf, el español Sergio García firmó oficialmente un contrato multianual con Callaway Golf, razón por la que en el año que comienza deberá cambiar su bolsa de palos, que ahora incluirá un driver Epic, hierros Apex MB, un putter Toulon y pelotas Chrome Soft.

Después de intentarlo por largos años, García logró alzarse con el saco verde de campeón del Masters 2017, y poco más de cinco meses después, en octubre, advirtió que su vínculo comercial con Taylor Made llegaba a su fin para ahora sumarse a la firma que aglutina al argentino Emiliano Grillo, Phil Mickelson, Jim Furyk y Henrik Stenson, entre otros.

Ante el riesgo que podría suponer un cambio tan trascendente a poco de haber ganado un Major, Callaway cuenta que firmó con Mickelson después de que éste ganara su primer torneo grande en 2004, logrando de inmediato vencer también en el PGA en 2005 y el Masters en 2006.

"Ahora estaré integrando la mejor compañía de palos de golf del planeta. Ellos dejaron en claro que tenían muchas ganas de que yo me uniera a su familia", dijo García en un comunicado.