Tras diez meses sin competencia y visiblmente recuperado de los dolores en su espalda, operada cuatro veces, Tiger Woods concretó una semana altamente satisfactoria en su regreso al golf profesional, culminando con tres de las cuatro rondas bajo par en el Hero World Challenge de Bahamas. El golfista estadounidense cerró el torneo reservado a apenas 18 jugadores con un total de 280 (-8), con vueltas de 69-68-75-68 para ser noveno. El título fue para Rickie Fowler, con una excepcional ronda final de 61 para concluir con 270 (-18).