En una temporada en la que el PGA Tour implementó cambios en su programa antidoping agregando análisis de sangre y la inclusión de todas las sustancias que prohíbe la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), la noticia cayó como un balde de agua fría: el australiano Mark Hensby recibió una suspensión de un año por no acceder a proporcionar una muestra después de ser notificado, convirtiéndose así en el cuarto jugador sancionado de este tipo después de Scott Stallings, Bhavik Patel y Doug Barron.

Con esta sanción, el australiano de 46 años que ganó en 2004 el John Deere Classic, y jugó 14 torneos del Web.com Tour este año terminando 142º en la lista de ganancias, se verá impedido de mejorar su actual ubicación en el ranking mundial, en el cual ocupa el puesto 1.623.