La tasa del tesoro estadounidense a 10 años (US10Y) se recalentó ayer a más de 2,72% y trajo preocupación a los mercados locales de acciones y bonos, que cerraron con mayoría de pérdidas, presionados por tomas de ganancias.

"Esta tasa es la que habitualmente usan los emergentes cuando salen a tomar deuda, como es el caso de nuestro país. El hecho que sigue aumentando podría encarecer las futuras emisiones", mencionó Eduardo Fernández, de Rava Sociedad de Bolsa.

El índice Merval cayó 1,06 por ciento a 34.753,59 puntos en la Bolsa de Comercio porteña, que perdió de este modo el soporte de los 35.000 puntos. Las bajas más pronunciadas fueron para YPF (-4,90%) y Edenor (-3,40%), en un mercado en que los inversores comenzaron a mirar más de cerca el frente externo.

¿Por qué sube esa tasa de bonos estadounidense? Leonardo Chialva, de Delphos Investment, cree que esto ocurre por dos razones. La primera es que la suba del petróleo está provocando un alza en las expectativas de inflación global. "En los Estados Unidos, desde diciembre 2017, pasó de 185 a 210 puntos básicos. Pero si bien esta suba fue importante, creo que no es el tema en este año por el cual mas preocuparse", explicó. El otro componente es la tasa de interés real, que subió desde diciembre a hoy desde 45 a 60 puntos básicos. "Si el mundo crece, a la Argentina le va a ir bien, pero si crece pero con inflación, entonces ahí empiezan los problemas", apuntó.

Precisamente, la US10Y, de referencia para los mercados globales, tocó ayer un máximo de 2,7254%, tras lo que cerró en 2,69%, por encima del 2,66% del último viernes. La tasa los treasuries, como también se conoce a este bono en el mercado, no frecuentaba estos valores desde marzo de 2014. El aumento en el rendimiento de estos títulos condicionó a la deuda argentina: los bonos más largos como el Discount en dólares, que cayó cerca de 1%, fueron los que más sintieron la presión externa .

"Argentina es un mercado de alto Beta (volatilidad), los movimientos de los TBonds (bonos del tesoro estadounidense) se amplifican. Si bien tras salida del default, la Argentina comprimió spreads de manera bien marcada, al tener un mercado más normalizado el impacto se siente. Medido por el Z-Spread, la curva larga amplió diferencial respecto a América latina en aproximadamente 50 puntos básicos", precisó Juan Pablo Vera, jefe de Tavelli & Cia. "El Z-Spread es una manera más dinámica de ver spreads, porque se toma contra toda la curva y no sólo sobre un punto de los TBonds", explicó.

Por su parte, el riesgo país, diferencial de tasa entre los bonos soberanos y similares estadounidenses, subió 4 puntos básicos a 376 unidades, en un mercado también atento a la decisión que mañana tomará la Reserva Federal (Fed) sobre la tasa de interés de fondos federales. Será la última reunión con Janet Yellen como presidenta del Banco Central más poderoso del mundo. Desde la próxima semana será reemplazada por Jerome Powell, cuya candidatura fue aprobada por el Senado estadounidense, a sugerencia del presidente Donald Trump.