A doce meses del inicio de la corrida de 2018 que desató la actual crisis económica y social, las tensiones vuelven a acentuarse. Como un triste juego de efemérides, ayer el mercado cambiario operó el volumen diario récord de 2019, u$s943 millones. Un monto digno de los momentos más turbulentos del año pasado. En sintonía con la ola vendedora de bonos argentinos que disparó el riesgo país y los seguros contra default a sus máximos de la era Cambiemos (860 y 991 puntos respectivamente), los capitales especulativos aceleran la dolarización de sus carteras. La demanda en alza, con una oferta que aflojará hacia mitad de año por el fin de la temporada alta de la cosecha de soja, augura una volatilidad cambiaria en aumento.