El 20 de junio se celebra, desde hace casi un siglo, el Día de la Bandera, en homenaje al creador de la insignia patria: Manuel Belgrano. Sin embargo, hace un año esta fecha tomó otro sentido. Este jueves se cumple el primer aniversario del pacto con el Fondo Monetario Internacional, a partir del cual la Argentina se endeudó por la cifra récord de 57.100 millones de dólares y se convirtió en el país más endeudado de América Latina.

A pesar de las promesas de progreso y despegue de la economía, que para entonces ya que encontraba en declive, la situación hoy es aún peor y no se vislumbra una mejoría en el futuro próximo. “El panorama es bastante abrumador, no sólo porque empeoraron todos los indicadores económicos de un año a acá sino porque, además, han cambiado los supuestos del acuerdo dos veces y nunca han logrado llegar siquiera cerca de algunas de las variables que se plantean”, analizó con preocupación la economista Mercedes D’Alessandro.

En su cuenta de Twitter, la autora del libro Economía Feminista hizo un paneo de los principales datos a tener en cuenta a la hora de analizar este primer año de relaciones con el FMI y, en diálogo con BAE Negocios, los analizó en profundidad.

Entre otras cosas, recordó que el acuerdo proyectaba 0,4% de crecimiento del PBI en 2018 y una inflación del 27%, mientras que el año pasado cerró con una caída del PBI en 2,6% y la inflación llegó al 47%, y sigue en aumento. Además, se esperaba un nivel de desempleo de 8,6% en 2019, pero ya está en 10,1%, de acuerdo a datos publicados este miércoles por el INDEC. Se trata de la cifra más alta en la última década.

“La situación económica que fue empeorando se refleja en esos indicadores. La caída de la actividad se ve en la caída del empleo”, planteó D’Alessandro. En este sentido, lamentó que, mientras Argentina tiene “un alto nivel de desempleo y salarios que perdieron muchísimo contra la inflación”, al mismo tiempo “el poco empleo que se creó es precario o cuentapropista, y se están destruyendo empleos de calidad”.

Sobre esta línea, remarcó que si bien “la situación en la industria viene bastante estancada hace mucho tiempo”, en los últimos años “cayeron todas las variables de la industria y de la construcción”. “En Argentina la industria es uno de los principales generadores de empleo, y se ve esa caída de la industria reflejada en los datos de empleo”, puntualizó.

Por otra parte, subrayó que, de acuerdo a los datos publicados por el Ministerio de Finanzas, en 2018 la deuda alcanzó el 86% del PBI. “La cuestión es que gran parte de la deuda está en dólares, con lo cual ese tipo de cambio se mueve y ese porcentaje de deuda también crece. El año que viene están los vencimientos que hay que empezar a pagar. ¿De dónde sale el dinero para pagar todo eso?”, se preguntó.

Deuda PBI
Fuente: Ministerio de Finanzas

La feminización de la pobreza se profundiza

El 25% de las mujeres menores de 29 años no consigue trabajo, de acuerdo al nuevo informe del INDEC. Por esto, D’Alessandro consideró que esta situación crítica “tiene más impacto sobre las mujeres jóvenes”.

Sobre esta línea también recordó que, en el acuerdo firmado el año pasado había un apartado sobre políticas de género. “Decían que iban a tratar de poner estímulos fiscales para que las mujeres entren masivamente al mercado laboral, y lo cierto es que la brecha salarial siguen en el mismo estado que cuando empezaron. Lo que sí aumentó es el nivel de precarización laboral de las mujeres”, cuestionó la economista.

A raíz de esta situación, “aumentó la cantidad de mujeres que salieron a buscar trabajo, que eso sucede siempre en momentos de crisis para completar los ingresos en un hogar”, lo cual sucede también en el caso de las personas más jóvenes en los hogares familiares.

¿Cómo seguir?

“El problema es a futuro, porque estamos totalmente encerrados en esta situación. Tenés el problema de que la economía no está creciendo”, y, en ese contexto, “pagar las obligaciones de deuda que tenés por delante es casi imposible”, estimó D’Alessandro.

Ante este contexto, ve dos modelos para afrontar la crisis: el del oficialismo del presidente Mauricio Macri, y el de la oposición liderada por la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner. “El camino del macrismo es de ajuste, porque es lo único que saben hacer y sólo revisaron políticas del Banco Central, que siempre apuntan a las tasas de interés que ahogan a las Pymes para contener el dólar”, consideró.

Si bien “hicieron esa pantomima de los Precios Cuidados y subieron las tarifas para luego decir que no las iban a subir tanto”, planteó, “no hubo ningún tipo de reestructuración de políticas públicas en profundidad que apunte a dar una respuesta a la situación actual”.

“Uno lo que esperaría es que si tenés resultados tan malos, haya un replanteo del modelo económico, las políticas clave, impulsar algún sector, algo mínimo, pero no sucede”, lamentó la fundadora del medio Economía Femini(s)ta, al tiempo que recordó que la propia Christine Lagarde, directora del FMI y a quien consideró "una funcionaria que hoy está teniendo la mayor capacidad de gestión sobre el destino de la economía de la Argentina", admitió en una entrada en la web del organismo haber subestimado la situación económica de la Argentina.

En cuanto a la salida planteada por la oposición del peronismo unido y sus aliados, consideró que “apela a un pensamiento un poco mágico”. “No dicen qué medidas concretas tomarían cuando lleguen, que me imagino que sí o sí tienen que ir por el camino de la reestructuración de la deuda. De otra manera, no se ve ninguna salida”, remató D’Alessandro.

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos