La Agencia de Recaudación de la provincia de Buenos Aires (ARBA) dejará de imprimir y distribuir por correo 30% del total de las boletas tradicionales de impuestos patrimoniales, por lo que los contribuyentes recibirán los cupones de pagos por e-mail o deberán descargarlos de la web.

Fuentes del organismo explicaron que 1,8 millones de contribuyentes recibieron este mes por última vez las facturas en marzo, 320 mil dejarán de recibirlas en mayo y los restantes 800 mil en junio.